Lima. El presidente Pedro Pablo Kuczynski sostuvo este sábado que su Gobierno está plenamente comprometido en la lucha contra la corrupción y refirió que una muestra de ello es el incremento de 400 millones de soles (US$123.083.000) en los presupuestos del Ministerio Público y el Poder Judicial para el año 2018. No obstante, reconoció haber trabajado como asesor financiero para un proyecto de irrigación de la constructora brasileña Odebrecht, tras negar anteriormente haber tenido vínculos con la empresa.

Kuczynski aseguró que puede garantizar, sobre un crucifijo o una Biblia, que nunca ha favorecido a alguna empresa en una licitación. “Seguimos adelante, la lucha contra la corrupción sigue (…) Es inadmisible que se diga que estoy metido en la corrupción porque yo creo que estamos haciendo un Gobierno absolutamente limpio y estamos dispuestos a defenderlo”, declaró en RPP.

Kuczynski ratificó que no ha sido socio de la empresa First Capital Partners (FCP), una consultora financiera que habría asesorado al consorcio encabezado por la empresa brasileña Odebrecht.

Sin embargo, reconoció que trabajó como asesor financiero para varias compañías que necesitaban financiamiento privado para grandes proyectos.    "Usan banqueros. Yo he sido banquero", dijo Kuczynski, quien trabajó por muchos años en Wall Street. "He sido uno de los fundadores de lo que llaman financiamiento de proyectos. Entonces, a veces me han contratado para H2Olmos, que es un proyecto de riego", agregó el mandatario elegido en 2016.

Asimismo, dijo que su esposa Nancy Lange, no tiene ninguna relación con First Capital Partners.  No obstante, remarcó que la Primera Dama está dispuesta a aclarar ese tema en la Comisión Lava Jato cuando sea requerida.

La comisión parlamentaria que investiga el caso Lava Jato acordó citar a la primera dama para que aclare si tuvo o no alguna relación con First Capital, empresa que habría realizado alguna asesoría a la constructora brasileña Odebrecht.

H2Olmos SA es propiedad de Odebrecht. La compañía se formó en 2009 para construir y operar uno de los proyectos emblemáticos de Odebrecht en Perú, que requirió la construcción de un túnel de 20 kilómetros a través de los Andes para transportar agua para los campos de riego en el desierto.    

Kuczynski había negado reportes de la prensa local que apuntaban a que Odebrecht lo contrató como asesor hace una década buscando enmendar los lazos con él tras oponerse a obras de carreteras otorgadas a la constructora en el Gobierno de Toledo.

La oficina de la Presidencia no respondió a las solicitudes de comentarios y Kuczynski no proporcionó detalles adicionales sobre su trabajo para H2Olmos en la entrevista.

Sin embargo, el mandatario afirmó que el trabajo se realizó cuando era un ciudadano privado y que se ha negado a favorecer a cualquier compañía mientras ha ocupado un cargo público.    

Odebrecht alcanzó hace un año un acuerdo para vender H2Olmos a Brookfield Infrastructure Partners LP y Suez SA, pero la venta deber ser refrendada por el Gobierno, que ha aprobado normas para restringir la transferencia de activos de firmas envueltas en casos de corrupción.

*Con información de Reuters y Agencia Peruana de Noticias