El gobierno boliviano invertirá unos 200 millones de bolivianos (US$28 millones) para rehabilitar las carreteras tras la época de lluvias, garantizó este viernes el presidente Evo Morales.

"Estamos alistando como 200 millones de bolivianos para mantener (las carreteras) después de estas inundaciones", dijo en la inauguración del X Congreso Ordinario de la Confederación Nacional del Transporte Libre en el municipio de Villa Tunari, Cochabamba.

El mandatario pidió, en ese sentido, la participación de los dirigentes nacionales y departamentales del sector en identificar las áreas de intervención prioritarias, "porque es imposible que pueda conocer todo y donde hay que ir" para la tarea.

Los representantes del transporte libre deben reunirse con los sectores federado y cooperativo para informarle sobre las prioridades en los trabajos.

"No va a ser problema de la plata, sino va a ser problema de orientación de ustedes", dijo.

El mandatario dijo que a veces los técnicos le informan "mal y le hacen meter la pata", por lo que es necesario la guía de los transportistas porque conocen bien los lugares que deben atenderse con prioridad.

Al mismo tiempo, Morales encomendó al ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Vladimir Sánchez, que se reúna con los dirigentes del transporte libre para recibir información y comprometer el mantenimiento necesario en las vías de conexión terrestre.