El presidente de Uruguay, José Mujica, destacó la importancia del acuerdo entre ANCAP y la petrolera venezolana Pdvsa para la explotación de campos maduros en el país caribeño. Además, consultado acerca del avance del Banco del Sur, dijo que “es el sueño de los pobres”. Mujica y su par venezolano Hugo Chávez se reunieron este miércoles en la residencia de Suárez.

Sobre la sociedad en el sector petrolero Mujica dijo que el proyecto “Petrosur no ha avanzado acorde a las necesidades, pero ha abierto la puerta en el plano bilateral a una creciente relación de cruzamientos e iniciativas entre los entes energéticos” de ambos países.

El acuerdo suscrito este miércoles entre ambos países, en el marco de la visita del presidente venezolano, Hugo Chávez, “no es concretamente como Petrosur, pero sí como orientación de una política integradora”, dijo Mujica.

El mandatario uruguayo sostuvo que “el Banco del Sur es el sueño de los pobres”.

“Tener un banco propio, hecho a nuestra medida, acorde a nuestras necesidades (servirá para) depender menos del financiamiento internacional”

Al respecto, sostuvo que, de concretarse el proyecto, será como tener “prácticamente una agencia de crédito internacional que pueda hacer acuerdos con países que tienen capacidad financiera importante”. Agregó que será una forma de “contribuir a distribuir esa capacidad de crédito que pauten los gobiernos”.

El mandatario dijo que es optimista en cuanto a la concreción del Banco del Sur, pero que “seguramente va a costar y va a tener dificultades”. “Porque todo lo que hacemos en el sur tiene dificultades”, aseveró.

Por su parte, Chávez volvió a bregar por la unidad de América del Sur, recordando la importancia que tiene la Unasur para la integración del continente y manifestando que desde lo bilateral, como en el caso de los acuerdos que este miércoles se suscribieron entre Uruguay y Venezuela, siempre hay que mirar a lo regional.

Luego de una introducción en la que se encargó de criticar duramente a Estados Unidos por la intervención en Libia, el mandatario venezolano dijo que es fundamental consolidar “una zona de paz en el sur desde donde sea posible lanzar proyectos de desarrollo social y económico”.

“Hay convenios para desarrollo genético para la cría de ganado en Venezuela porque necesitamos producir más alimentos para nuestros pueblos. (…) Allá (en Venezuela) hay gigantescas reservas de petróleo (…) Ese petróleo es también de ustedes, así como la genética de ustedes es también de Venezuela”, aseguró Chávez.

En la conferencia de prensa, Chávez y Mujica anunciaron que la ex canciller colombiana María Emma Megía asumirá la secretaría general de la Unión de Naciones del Sur (Unasur) este año. Mientras tanto, el mandatario venezolano agregó que para 2012 será sucedida en el cargo por Alí Rodríguez, el ministro de energía eléctrica de Venezuela, cuyo nombre había sido propuesto por Chávez.

El cargo de secretario general fue ocupado por primera vez en 2010, cuando el organismo designó al fallecido ex presidente argentino Néstor Kirchner, y quedño vacante tras su muerte. Para eso fue clave la posición uruguaya, que levantó el veto al argentino, impuesto por el gobierno del ex presidente Tabaré Vázquez a raíz del conflicto bilateral por el caso Botnia

El presidente José Mujica insistió en la necesidad de incorporar formalmente a Venezuela en el Mercosur y argumentó que ese hecho favorecería al equilibrio del bloque. "Uno de los puntos que conversamos con nuestro viejo amigo es la preocupación de impulsar que Venezuela pueda en definitiva entrar definitivamente a entrar en el Mercosur y con ello contribuir en parte a mitigar las notorias asimetrías que existen en el Mercosur por razones de tamaño. Creemos que eso es algo muy importante para Uruguay, como es importante la continuidad de estos tratados que hemos suscrito", dijo.