Ciudad de Panamá. El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, pidió este jueves al Congreso local que revoque una ley que permite la inversión de gobiernos extranjeros en el sector minero del país centroamericano.

La ley, aprobada hace menos de un mes, es fundamental para la canadiense Inmet Mining, que planea asociarse con firmas de capital estatal como Korea Resources Corp, para financiar la construcción de una mina de cobre en Panamá, proyecto valuado en unos US$4.300 millones.

Martinelli, quien originalmente impulsó la nueva ley, hizo el sorpresivo anuncio de que planea que sea revocada durante un encuentro con una comunidad indígena en la región oeste del país.

Ese grupo se había manifestado fuertemente contra la nueva ley.

En una reunión de emergencia con el gabinete, Martinelli trazó la propuesta de revocación total, que fue entregada a los legisladores por el ministro de Comercio, Roberto Henríquez, según comunicados gubernamentales.

Se espera que los legisladores aprueben la propuesta en los próximos días.

Aún no está claro cuál será el impacto a los planes de inversión de Inmet.

Un representante de la firma en Panamá declinó comentar el asunto, mientras que sus ejecutivos en Canadá no pudieron ser contactados de inmediato.

Una portavoz de la oficina de Martinelli dijo que no se sabe si se presentará otro proyecto de reforma a la ley minera, que data de la década de 1960, y que prohibe la inversión de gobiernos extranjeros en el sector.

Según el proyecto de Inmet, la mina produciría 250.000 toneladas de cobre, además de cantidades importantes de oro, plata y molibdeno, en un periodo de vida de 30 años.