El presidente preuano, Ollanta Humala, decretó este sábado el reglamento de la Ley de Fortalecimiento y Modernización de Petróleos del Perú (Petroperú), el cual permitirá a la empresa estatal desarrollar todas las actividades de hidrocarburos en el país.

El decreto supremo suscrito por el mandatario ampliará las actividades de Petroperú desde la etapa de exploración hasta la producción, al pasar las fases de industria petroquímica, comercio de petróleo y de sus derivados, según informes difundidos por la agencia oficial Andina.

La aprobación del reglamento se hace público justo en medio de una polémica nacional sobre el anuncio gubernamental de compra de la refinería La Pampilla, que se encuentra en manos de la española Repsol.

Según el informe, con este reglamento, la empresa estatal antes de desarrollar proyectos deberá presentar ante el ministerio de Energía y Minas (MEM) los objetivos anuales y quinquenales para su debida aprobación.

El gobierno de Humala también estableció que las sucursales nuevas de Petroperú deben permanecer fuera del ámbito del Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado (Fonafe) y de la normativa del Sistema Nacional de Inversión Pública (Snip).

La oposición en Perú aseguró que el fortalecimiento de la empresa estatal Petroperú es un retorno a las viejas prácticas del estatismo populista, lo cual fue desmentido por el presidente Humala.