Lima. El presidente peruano, Ollanta Humala, pidió este viernes a la estadounidense Newmont que cumpla con las recomendaciones del peritaje a su megaproyecto Minas Conga, para que el emprendimiento ahora detenido por temores a que contamine sus fuentes de agua pueda desarrollarse en el norte del país.

Humala, en un mensaje a la Nación en Palacio de Gobierno, afirmó que el Estado garantizará asimismo el respeto al medio ambiente si es que se ejecuta el proyecto de oro y cobre, que aguarda inversiones por unos US$4.800 millones.

"Que la empresa cumpla con las exigencias ambientales y sociales que derivan del informe pericial y los estudios realizados y validados previamente", dijo Humala.

Los peritos que evaluaron el impacto ambiental del proyecto Minas Conga recomendaron mantener dos de cuatro lagunas que serían afectadas por su desarrollo y elevar la capacidad de los reservorios de agua previstos, medidas que elevarían el costo del millonario ubicado en el norte del país.

"Nuestro Gobierno es consciente de la importancia de la inversión minera para lograr el anhelado crecimiento con inclusión y es muy consciente también de que los pobladores requieren que estas inversiones se den en un escenario de confianza y de una relación transparente", dijo Humala.

"Este Gobierno no va a aceptar actitudes de soberbia de ninguna empresa", agregó el mandatario.

Representantes de la empresa que opera el proyecto en Perú, la minera Yanacocha, no estuvieron disponibles de inmediato para comentarios sobre la declaración del presidente Humala.

El proyecto, ubicado en la región de Cajamarca, fue suspendido a fines de noviembre en medio de violentas protestas que dejaron varios heridos y generaron la primera crisis del Gobierno, con el cambio de varios ministros.

Tras el discurso de Humala, los dirigentes de Cajamarca se mostraron escépticos y reafirmaron su oposición al proyecto.

"Aquí no ha cambiado ninguna posición, el peritaje es un insumo pero hay varios insumos sobre el tema (...) Conga está ubicada en una zona muy frágil", dijo el presidente de la región de Cajamarca, Gregorio Santos, a la radio local RPP.

Los pobladores de Cajamarca rechazan Conga -que produciría entre 580.000 y 680.000 onzas de oro anuales- por temor a que su desarrollo afecte las fuentes naturales de agua de la zona, que vive principalmente de la agricultura y ganadería.

Newmont afirma que su estudio ambiental, aprobado en 2010 por el anterior Gobierno, cumple con los más altos estándares pues planea almacenar agua de las lagunas de la zona en tres reservorios para tener agua potable todo el año.

Humala afirmó que para garantizar el agua en la zona de influencia del proyecto la empresa deberá "por lo menos cuadriplicar la capacidad de almacenamiento propuesta en el proyecto" para beneficiar a más pobladores de esa región.

"Quiero dejar en claro que este proyecto deberá someterse a las nuevas condiciones que el Estado dispone en beneficio de todos los peruanos y en especial de la población de Cajamarca", dijo Humala, junto a varios de sus ministros.

En mandatario afirmó que su Gobierno ha comprometido inversiones por 5.000 millones de soles (US$1.900 millones) en proyectos infraestructura para desarrollar Cajamarca.

Perú, que es el segundo mayor productor mundial de cobre, plata y zinc y el sexto de oro, tiene a la minería como uno de los motores de su economía, dado que sus exportaciones representan el 60% de los envíos totales.