Montevideo. El presidente de Uruguay, José Mujica, pidió este martes confianza en el proyecto de extracción a cielo abierto de hierro en el centro y noreste del país, y reiteró que tendrá un impacto ambiental limitado.

"Tenemos que tener más confianza en nosotros mismos; si bien no tenemos experiencia minera importante, no hemos creado una conciencia crítica ni desarrollado técnicos en abundancia en esta materia", sostuvo Mujica.

En su audición radial de la cadena estatal Sodre, enfatizó que "nunca sabremos de minería si no aprendemos de minería. Tenemos que trabajar con gente que venga, sepa, y así trasladar el aprendizaje".

Según estimaciones de Aratirí, filial local de Zamin Ferrous, el subsuelo uruguayo tiene yacimientos de hierro de 2.500 millones de toneladas, que colocarían al país como el octavo productor mundial del mineral.

Mujica recordó que para la extracción de hierro no se requieren procesos químicos dañinos, y que la ley de minería de gran porte otorga las garantías necesarias para la reconstrucción de las zonas afectadas.

"Lo importante es garantizar que las reservas estarán disponibles, que los fondos (destinados a la reconstrucción) se apliquen bien y que multipliquemos la diversificación del país, que no vamos a liquidar la ganadería", indicó.

Informó que Aratirí explotará sólo 500 hectáreas de los US$16 millones que el país dedica a distintas actividades.

"En la vida hay que andar, la gente quiere mejorar y todos quieren mejorar el ingreso", reflexionó el gobernante.

El proyecto minero se retrasó ante la postergada aprobación en el Congreso de una ley de minería de gran porte que aumenta los impuestos al sector, y en medio de protestas contra la iniciativa de productores rurales y ecologistas.

El gobierno espera firmar en febrero el contrato de inversión con la minera.

Aratirí prevé invertir US$2.000 millones de dólares en las exploraciones en la zona centro y noreste del país.