Los productores colombianos de café no sólo esperan vender mayor cantidad del grano este año, sino que podrán hacerlo a buenos precios, según afirmaron los expertos de ese mercado. Así se podrá revertir la situación de 2009 en la que los precios fueron altos pero no había qué vender, debido a la pésima cosecha.

Desde Londres, el colombiano Néstor Osorio, director ejecutivo de la Organización Internacional del Café (OIC), dice que las primas, es decir, el sobreprecio que se paga al café colombiano irán casi al mismo ritmo que la oferta.

Osorio pronosticó que Colombia exportará nueve millones de sacos de 60 kilos durante el año cafetero 2009/2010, que va del 1 de octubre al 30 de septiembre; para el año civil 2010, cree que podría llegar a los 10 millones de sacos. El año pasado sólo se exportaron 7,9 millones de sacos.

El director de la OIC dijo que para cumplir con las expectativas deberían exportarse, por lo menos, un millón mensual en los cinco meses que faltan. Al cierre de abril iban 4,18 millones de sacos.

"Lo definitivo está en la producción cafetera colombiana; el mercado demanda el café y lo que no venda un país, otro tendrá esa tajada. Eso quiere decir que estamos en manos de los árboles, pues estos dirán cuánto se producirá, se exportará y cuánto de sobreprecio se pagará", dijo Osorio.

Por su parte, Jorge Lozano, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Café (Asoexport), ve una leve mejora de la prima durante mayo y junio, pese a que los tostadores cuentan con los inventarios necesarios, al menos hasta por los próximos tres meses, informó Portafolio.