El sector exportador ecuatoriano se beneficiará con la reducción de tarifas, luego de la renegociación con la concesionaria de la administración del Puerto Marítimo de Guayaquil, la principal terminal marítima del país suramericano, anunció este sábado el presidente Rafael Correa.

Durante su enlace semanal de rendición de cuentas, el mandatario explicó detalles de la renegociación con la concesionaria Contecon. Explicó que el gobierno se compromete a mejorar la infraestructura de la terminal, lo que permitirá una reducción del 10% en los costos de los servicios facturables de exportación.

Agregó que se desarrollarán nuevas inversiones de cerca de US$40 millones para proyectos como la ampliación de área portuaria en cerca de 22 hectáreas, reforzamiento de muelles, el traslado de los parqueaderos y la modificación del canon variable: 9,5% sobre el total de los ingresos brutos.

Según un informe de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) publicado por diario El Telégrafo, el Puerto Marítimo Simón Bolívar de Guayaquil movilizó 1.517.910 contenedores en 2013, es decir, 69.223 más que en 2012.

Además, Correa reveló que hay tres empresas internacionales interesadas en participar en la construcción del nuevo puerto de aguas profundas en la costera parroquia de Posorja, perteneciente a Guayaquil, donde existe un calado natural de 15 metros, superior al de la terminal actual (9,5 metros), afectada frecuentemente por la sedimentación del canal de acceso.

Por Guayaquil se realiza el 82% del movimiento portuario nacional, a través del puerto estatal y otros 22 privados, según registros del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, MTOP.