La Paz. El gerente de la Empresa Pública de Transporte por Cable "Mi Teleférico", César Dockweiler, informó el miércoles que se calcula que el uso de ese transporte, que funciona con energía eléctrica, genere un ahorro de US$7 millones anuales en la importación y subvención de diésel.

"Como sabemos el Teleférico funciona con energía eléctrica, por tanto habrá un importante ahorro en lo que se refiere a la importación y subvención de carburantes que usa el transporte terrestre se ha calculado que al año deberíamos estar ahorrando unos US$7 millones en el ahorro por el uso de diésel" indicó.

Recordó que el teleférico, denominado "megaproyecto ecológico" porque operará con energía eléctrica, funcionará con un sólo motor de tracción en cada una de sus tres líneas (Rojo, Amarillo y Verde), que requerirá de un solo impulso energético por día para arrancar las operaciones.

Dijo que el transporte por cable, que unirá por aire las ciudades de La Paz y El Alto, requerirá un consumo diario de alrededor de 4.925 kilovatios, es decir, menos de cinco megavatios de energía eléctrica, que representa apenas un 0,4% de la actual demanda nacional.

El teleférico La Paz-El Alto tiene tres líneas: la Roja que comienza en la ex estación de trenes de La Paz, pasa por detrás del Cementerio General y termina en la zona 16 de Julio de El Alto.

La segunda partirá de Ciudad Satélite, pasará por la avenida Buenos Aires (Cotahuma) y terminará en la zona de Sopocachi; y la tercera unirá San Jorge y Alto Obrajes con una estación emplazada en Irpavi, en puertas del Colegio Militar, en el sur de la ciudad de La Paz.

Las tres líneas serán inauguradas este año.