En los próximos dos o tres años se registrará una mayor actividad inmobiliaria en el sur chico de Lima, principalmente en distritos como San Bartolo, Santa María del Mar, Punta Hermosa y Punta Negra, estimó hoy el grupo Octagon.

"Lima va a crecer principalmente hacia el sur y su desarrollo se dará tanto a nivel industrial, como residencial", afirmó el gerente general del grupo Octagon, Héctor Dasso.

Asimismo, indicó que esta futura demanda residencial acompañará la demanda comercial que inevitablemente se desarrollará con la colocación de centros comerciales, tiendas por departamentos, entre otros espacios a dirigirse a las zonas mencionadas, debido también a la creciente infraestructura vial a ejecutarse.

"La ampliación de la Vía Expresa va a permitir que la gente se movilice desde Miraflores hacia el sur de Lima en 30 minutos y eso será atractivo, por lo que varios proyectos inmobiliarios irán surgiendo", explicó.

En tanto, consideró a Lurín y Chilca como otros distritos potenciales para la consolidación de la infraestructura inmobiliaria en el sur de Lima, zonas industriales donde las compañías y demás empresas de diversos giros se vienen reubicando.

"El sur chico en un gran espacio para contar con todos los servicios y con proyectos residenciales de primer orden, es decir, de lujo, pero a la vez accesibles, con apartamentos desde US$150.000", anotó.

El ejecutivo de Octagon mencionó que a través de proyectos emblemáticos de lujo, por ejemplo, para San Bartolo, pretenden que el crecimiento de la comunidad sea una realidad.

En ese contexto, manifestó que han lanzado un proyecto de departamentos frente al mar de San Bartolo con una inversión aproximadamente de US$30 millones y cuya construcción culminaría a fines del 2016.