Riad. El primer ministro británico, David Cameron, declaró este viernes durante una visita a Arabia Saudita que "el mundo se unirá" para evitar que Irán cierre el Estrecho de Ormuz a los embarques de petróleo.

El mes pasado Irán amenazó con bloquear el estratégico estrecho si era objeto de nuevas sanciones internacionales por su programa nuclear, que según dice tiene propósitos civiles.

Las potencias de Occidente sospechan que la república islámica busca desarrollar en secreto armas nucleares.

"En términos del Estrecho de Ormuz, está en el interés de todo el mundo que estos cruces permanezcan abiertos y estoy seguro de que si hubiera alguna amenaza de cierre el mundo se uniría para asegurarse de que se mantuviera abierto", manifestó Cameron en una entrevista televisada.

Cameron se encuentra en la capital saudí, Riad, para una visita de un día en el mayor exportador mundial de crudo, donde se reunió con el Rey Abdulá y con otros altos miembros de la familia real.

Cameron y el rey saudí sostuvieron una reunión de dos horas en la que abordaron la situación de Irán, Somalia, Yemen y Siria.