Chongqing. El primer tren de carga de China con vehículos de importación paralela provenientes de Europa llegó este lunes a la municipalidad de Chongqing, suroeste de China.

El tren, cargado con 82 autos importados, incluidos algunos de marcas famosas como Land Rover, BMW y Audi, partió de la ciudad industrial de Duisburg, Alemania, hace alrededor de dos semanas, dijo Pei Lei, un funcionario de la Zona Aduanera General de Xiyong en Chongqing.

El tren atravesó Polonia, Bielorrusia, Rusia y Kazajistán antes de entrar a China por el Paso Alataw en la región autónoma uygur de Xinjiang, noroeste de China, señaló Pei.

La ruta redujo el tiempo de transporte en más de 30 días en comparación con la ruta marítima.

Los autos de importación paralela son los automóviles importados sin autorización de los fabricantes. Los vehículos normalmente  son más económicos que los modelos similares de los fabricantes domésticos o simplemente no están disponibles mediante los canales oficiales de minoristas.

Un centro de comercio de automóviles importados está siendo construido en la Zona Aduanera General de Xiyong para impulsar la importación paralela de vehículos.