La Secretaría de Energía y el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) lanzarán en octubre la primera convocatoria para una subasta eléctrica en la historia del país en tres modalidades: potencia, capacidad y certificados de energía limpia, con lo que cerca de 50 generadores ofertarán su capacidad para que el gobierno planee el suministro universal en el mediano y largo plazos.

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, aseguró durante el foro Estrategias Energéticas de Energía a Debate que la reforma energética en materia de electricidad avanza en objetivos como reducir costos, atraer inversiones y promover el desarrollo de energías limpias. Agregó que las bases del Mercado Eléctrico Mayorista se encuentran en consulta y su versión definitiva se publicará a finales de agosto.

Una vez que se publiquen estas bases, se definirán las condiciones para el mecanismo previsto en la ley denominado subasta de energía, con la que los generadores existentes en el país —o exportadores desde Estados Unidos y Centroamérica— presentarán sus posibilidades para venderle a la Comisión Federal de Electricidad o a cualquier otro suministrador del servicio universal que establezca el gobierno la energía que podrán vender en distintos plazos y a distintos precios, que el gobierno comprará con base en las mejores ofertas recibidas.

El subsecretario de Electricidad, César Emiliano Hernández Ochoa, detalló que en marzo se adjudicarán estas compras de electricidad a mediano y largo plazos, tanto en términos de potencia como de capacidad demandada por el gobierno.