Lima. El principal puerto de Perú operaba este jueves al 100% tras la intervención de las fuerzas armadas en las labores del terminal, en reemplazo de los estibadores en huelga, dijo este jueves el Gobierno.

La intervención de las fuerzas armadas se produjo luego de que el Gobierno decretó este miércoles la emergencia por 60 días en el puerto del Callao, en busca de bloquear la protesta que había frenado el ingreso y salida de barcos, dejando millones de dólares en pérdidas en el comercio.

"Tenemos en este momento cerca de 200 efectivos ya capacitados en diferentes tareas", dijo a periodistas el ministro de Transporte y Comunicaciones, Enrique Cornejo.

Los trabajadores portuarios de carga iniciaron la semana pasada una huelga en protesta contra el programa de concesiones al sector privado de la mayoría de terminales marítimos de Perú, cuya economía depende fuertemente de la exportación principalmente de materias primas.

Por el puerto del Callao se movilizan mercancías por un valor de unos US$100 millones diarios, según la local Cámara de Comercio de Lima.

"La situación del puerto está totalmente controlada. Hay 11 naves en muelle y unas 15 naves esperando en bahía. Todas las naves, prácticamente, que desde ayer (miércoles) estaban por llegar o habían llegado al Callao, ya están atendidas o en proceso de estarlo", dijo Cornejo.

El ministro refirió que la protesta podría haber dejado unos US$ 400 millones en pérdidas al comercio.

En la víspera, Cornejo dijo que al menos 30 naves cambiaron de rumbo por la huelga hacia otros puertos vecinos.