Las principales empresas constructoras en Chile contemplan contratos a ejecutar por US$5.000 millones en 2013, según un análisis del sector de la construcción de ese país.

El monto a invertir contempla las iniciativas, tanto en Chile como en el extranjero, de las nueve constructoras más grandes del país sudamericano: SalfaCorp, Besalco, Socovesa, Claro Vicuña Valenzuela, Belfi, Ingevec, Moller & Pérez-Cotapos, Echeverría Izquierdo e Icafal.

En ese marco, los trabajos contemplados apuntan, fundamentalmente, a los sectores de minería y energía, según informa El Mercurio.

Pese al optimista escernario, que implica en la mayoría de los casos que los montos superen los observados a igual fecha del 2010 y son los más altos que han registrado las compañías, existe preocupación por la situación económica mundial.

Ramón Yávar, presidente de Moller & Pérez-Cotapos, señaló que los vaivenes de la economía en el exterior "impactarán a Chile, pese a su economía sana, trayendo consigo una disminución en nuestra actividad, en particular en la construcción, una de las más sensibles a estos impactos".

Añadió que "esperamos crecimiento, pero a tasas menores que en los dos últimos años".