Las dos mayores fundiciones de cobre de Japón cerraron sus operaciones por cortes de energía en el norte del país, afectado por un poderoso terremoto, lo que generó preocupaciones por interrupciones de suministro si toma mucho tiempo reparar la infraestructura.

Un gran terremoto de magnitud 8,9 grados Richter y un tsunami que afectó las costas japonesas llevaron a la importante fundición de cobre Pan Pacific Copper Co, propiedad en un 66% de JX Nippon Mining & Metals, una unidad de JX Holdings, a suspender las operaciones en su refinería Hitachi.

La planta de refinación Hitachi produce 130.000 toneladas de cobre anualmente, casi un cuarto de la producción planeada de Pan Pacific Coppper de 564.800 toneladas para el actual año fiscal al 31 de marzo.

Mitsubishi Materials Corp, la tercera fundición de cobre de Japón, dijo que su instalación Onahama detuvo sus actividades debido a un corte de electricidad tras el sismo.

La compañía es propiedad en un 50 por ciento de la fundición Onahama, que produce alrededor de 300.000 toneladas anuales de cobre.

La compañía Sumitomo Metal Mining Co, la segunda fundición de cobre de Japón, no cuenta con una instalación en la región afectada por el terremoto.

La firma prevé una producción de cobre de 404.000 toneladas para el actual año fiscal.

La producción de cobre refinado de Japón fue de casi 1,52 millones de toneladas en el año fiscal pasado, alrededor de un 7% de la producción mundial.