Buenos Aires. El procesamiento de soja en Argentina subió un 47,3% interanual en octubre del 2010, a 3,56 millones de toneladas, gracias a una cosecha récord del grano 2009/10, muy superior a la del ciclo previo, dijo el gobierno en su último informe.

El país sudamericano es el principal proveedor global de aceite y harina de soja, y el tercero del poroto de soja sin procesar, pero su molienda fue limitada durante casi un año debido a la extensa sequía que redujo con fuerza la cosecha del ciclo 2008/09.

De acuerdo con el ministerio de Agricultura, entre enero y octubre del 2010, se procesaron un total de 30,8 millones de toneladas de soja en Argentina, mientras que en el mismo período del año pasado el volumen fue de 30 millones de toneladas.

En octubre del 2010, las firmas procesadoras de granos elaboraron 685.191 toneladas de aceite de soja, un alza del 47,8% con respecto al mismo mes del 2009, dijo el gobierno.

A su vez, la producción de harina de soja creció un 44,4% interanual en el décimo mes del 2010, a 2,7 millones de toneladas.

Entre abril y octubre China suspendió sus compras de aceite de soja argentino, con el argumento de un problema de calidad en el derivado, en una disputa que abarcó aspectos más amplios de la relación comercial.

El conflicto afectó al sector de la soja argentino, que tuvo que reubicar sus ventas externas a precios más bajos, en especial hacia India.

La producción de la oleaginosa argentina del ciclo 2009/10 alcanzó un récord de 52,7 millones de toneladas, muy por encima de los escasos 31 millones recolectados en la campaña 2008/09, según cifras oficiales.

La cosecha de soja 2010/11, actualmente en su etapa de siembra, sería de 52 millones de toneladas, dijo el gobierno.