Colombia. Por medio de su delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios, la Procuraduría General de la Nación inició una actividad de vigilancia especial frente a los hechos de contaminación en el puerto de Ciénaga, Magdalena, por el mal manejo del transporte del carbón –entre otras compañías- por parte de la multinacional Drummond.

El Ministerio Público le pidió al Ministerio del Medio Ambiente que se tomen las medidas necesarias para que se respete la ley que prohíbe el transporte del carbón por barcazas y que empezó a regir el pasado primero de enero; esto atendiendo las quejas y denuncias presentadas en los últimos días por los pobladores y organismos nacionales e internacionales.

En este punto se pide fortalecer una red de monitoreo de la calidad del aire y el agua con el fin de facilitar la recolección de información frente a las investigaciones por la contaminación producida por las malas prácticas de la multinacional y otras empresas, que no han cumplido la normatividad.

Igualmente, se tendrán en cuenta en este caso los resultados que arrojen las investigaciones que están siendo adelantadas por la Fiscalía General de la Nación y la Corporación Autónoma Regional de Magdalena, Corpamag.

En diciembre pasado, el órgano de control disciplinario pidió informes sobre la situación de la infraestructura portuaria frente a la normativa establecida en la Ley del Plan Nacional de Desarrollo para la implementación del sistema de cargue directo de carbón.