La Habana. La sequía, problemas tecnológicos y de acceso a recursos serían los responsables de que la producción agropecuaria de Cuba -excluida la caña de azúcar- cayera 5,1% entre enero y septiembre de 2010 respecto al mismo período de 2009.

Según informó este jueves Hoy, citando al periódico isleño Juventud Rebelde, la contracción se produjo a pesar de un aumento en las hectáreas sembradas.

El medio cubano explicitó que los factores que afectaron la producción fueron la sequí que afectó al país desde fines de 2009, "la falta de previsión, disciplina tecnológica", "tensiones financieras" que limitaron la entrega de "los recursos mínimos", y "determinadas maneras de actuar y pensar que no desaparecen ni en un día ni por decreto", añadió en referencia a a la política gubernamental de entregar tierras en usufructo.

Según el medio, el descenso productivo en el campo cubano es un problema que se arrastra desde hace años a causa de factores similares, pese a los incentivos que ha estado tratando de introducir Raúl Castro desde que está al mando del gobierno, y que llegan a los US$1.500 millones anuales.

Algunos de los productos afectados está la cosecha de tomates, que cayó 35,5%; la de papas, 31,4%; la de hortalizas, con 18,6%; la de arroz, 7,1%; los frutos y tubérculos, en 0,5%; y también bajaron la producción de carnes de vacuno y porcino.