Buenos Aires. La producción de carne bovina argentina cayó un 11,2% interanual en julio del 2011, a 202.000 toneladas, por una reducción del rodeo ante políticas oficiales adversas y una merma relativa en la rentabilidad del sector, dijo este martes un grupo del sector.

Además, según la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra), en julio del 2011 la faena de bovinos retrocedió un 11,3%  interanual, a cerca de 892.000 cabezas, en Argentina, uno de los principales exportadores mundiales de carne.

En los primeros siete meses del año, la producción de carne alcanzó aproximadamente 1,4 millones de toneladas, lo que representa una reducción del 9,2% con respecto al mismo período del 2010, señaló Ciccra.

Sin embargo, del total de animales faenados en julio, sólo un 37,4% fueron hembras, lo que sugiere que el rodeo ganadero crecerá en los próximos años.

"La fase de retención de hembras ya cumplió quince meses ininterrumpidos", afirmó Ciccra.

Las hembras son las encargadas de sostener o incrementar el rodeo y su alta tasa de faena hasta el 2010 es uno de los motivos de la disminución en la cantidad de bovinos del país.

La cámara dijo que la reducción en el rodeo se produjo luego de que muchos ganaderos liquidaran sus animales en los últimos años ante la falta de perspectivas de la actividad por una serie de restricciones a las exportaciones.

Entre enero y julio del 2011 el consumo promedio de carne bovina por habitante en Argentina fue de 54,4 kilogramos, lo que representa un retroceso del 11,7% con respecto al mismo período del año pasado.

A su vez, Ciccra dijo que, según el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), en los primeros siete meses del 2011 las exportaciones argentinas de carne bovina cayeron un 19,3% interanual, a 95.056 toneladas.