Río de Janeiro. Brasil produjo en el primer semestre de este año 1,57 millones de vehículos, con una caída del 16,8% frente a los seis primeros meses de 2013 (1,88 millones), informó hoy la patronal Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea).

La fuerte caída en la fabricación de automóviles, utilitarios, camiones y autobuses obligó a la propia Anfavea a revisar su previsión para este año y a admitir que espera una caída del 10% en la producción, en lugar del aumento del 1,4% proyectado inicialmente.

La patronal de los fabricantes calcula ahora que este año saldrán de las fábricas brasileñas 3,34 millones de vehículos, lejos del récord del año pasado (3,74 millones de vehículos), y que las ventas se reducirán en un 5,4% con respecto a las 3,77 millones de unidades comercializadas en 2013.

En cuanto a las ventas, la Asociación informó de que en el primer semestre fueron comercializados 1,66 millones de nuevos vehículos, con una reducción del 7,6% frente al mismo período del año pasado.

La Anfavea atribuyó la reducción de la producción a la bajada de las ventas de automóviles en el mercado brasileño, a la fuerte caída de las exportaciones hacia Argentina, que es el principal destino de los vehículos brasileños, y a los numerosos festivos de este año debido al Mundial de fútbol.

En el decepcionante resultado del primer semestre contribuyó especialmente el desempeño de junio, cuando, con varios días festivos por el Mundial, tan sólo salieron de las fábricas 215.934 vehículos, un número en un 33,3% inferior al del mismo mes del año pasado (313.900) y en un 23,3% menor que el de mayo.

"En junio tuvimos menos de 17 días de producción", admitió el presidente de la Anfavea, Luiz Moan.

Las ventas en junio se limitaron a 263.564 unidades, con una caída del 17,3% frente al mismo mes del año pasado y del 10,2% en relación a mayo.

De acuerdo con el balance divulgado por la Anfavea, Brasil exportó en el primer semestre 169.457 vehículos, un número en un 35,4% inferior al del mismo período de 2013 (262.340). Tan sólo en junio la caída del número de vehículos embarcados fue de 51,1%, hasta 24.199 unidades.

En valores, las exportaciones brasileñas de vehículos cayeron un 23,1%, desde US$7.800 millones en los seis primeros meses del año pasado hasta US$6.000 millones en lo que va de este año.

La Anfavea prevé ahora que las exportaciones caerán este año un 29,1% en volumen y un 15,7% en valores, especialmente por la menor demanda provocada por la crisis en Argentina.

"No son buenos números pero esperamos un segundo semestre mejor", aseguró Moan al referirse a la decisión anunciada la semana pasada por el gobierno de mantener las reducciones de impuestos sobre los automóviles para incentivar las ventas.

El dirigente calcula que la producción podrá aumentar un 13,2% en el segundo semestre frente al primero y que las ventas pueden subir un 14,3%.

La Anfavea también prevé un mejor segundo semestre por el acuerdo automotor suscrito con Argentina y que puede normalizar el comercio entre ambos países y por el menor número de días festivos en lo que resta del año.