Londres. La minera chilena Antofagasta reportó este miércoles un incremento del 17% en su producción de cobre del segundo trimestre por la actividad en su nueva mina Esperanza, aunque los costos crecieron por una apreciación del peso y un alza de los precios de sus insumos.

La producción de cobre trepó a 158.700 toneladas desde las 135.200 toneladas del segundo trimestre del 2010 y aumentó un 22% frente al primer trimestre.

Los analistas dijeron que las cifras de producción estuvieron en línea con los pronósticos.

Antofagasta confirmó sus estimaciones de producción para todo el año de entre 620.000 y 640.000 toneladas.

Esperanza produciría entre 80.000 y 100.000 en doce meses a medida que incrementa la producción, mejora el procesamiento y el acceso a un sistema de bombeo de agua.

La firma dijo que, a partir del 2012, la producción anual del grupo será de unas 730.000 toneladas, un 65% más que en el 2009.

Junto con el resto del sector minero, Antofagasta reportó un incremento de los costos de sus insumos y el impacto de la debilidad del dólar estadounidense.

Los costos en efectivo fueron de 103,8 centavos por libra en el segundo trimestre frente a los 107,8 centavos del primer trimestre, al beneficiarse de menores costos en sus minas Esperanza y El Tesoro.

Frente a un año atrás, sin embargo, los costos en efectivo crecieron más de un 17%.

Antofagasta destacó los costos laborales, incluyendo un bono extraordinario pagado a los trabajadores de Esperanza tras un acuerdo salarial en mayo, un incremento del precio del ácido sulfúrico y un alza de los valores de la energía en El Tesoro.

La empresa dijo que la producción de molibdeno fue de 2.600 toneladas, un 13% más que en el primer trimestre, pero un 4% menos que un año atrás.

La producción de oro creció más del doble en el segundo trimestre, frente a los tres meses anteriores, a 48.600 onzas.