Buenos Aires. La producción de acero crudo argentino alcanzó en diciembre pasado las 433.600 toneladas, lo que supone un crecimiento del 29,9% frente a los datos del mismo mes de 2012, según informó este lunes la Cámara Argentina del Acero (CAA).

Sin embargo, esta diferencia se debe en gran medida a diversos problemas sufridos por las plantas productoras en los últimos meses de 2012, que hundieron sus niveles de actividad por debajo de lo normal, explicó la CAA en un comunicado.

En 2013, la producción de acero crudo cerró en 5.185.600 toneladas, 3,8% más que en 2012, aunque sin alcanzar el récord histórico de 5.541.400 toneladas de 2011.

La cifra de diciembre supone un descenso del 7,6% frente a noviembre de ese año, en el que se alcanzaron las 469.200 toneladas de producción.

Además, la elaboración de productos terminados, laminados en caliente y en frío, que miden la tendencia del consumo de más corto plazo, mostraron en el último mes una caída del 7,1% y el 7,9%, respectivamente.