Pekín. Las siderúrgicas chinas aumentaron su producción de acero en noviembre a su ritmo más acelerado en más de dos años, mostraron datos, luego de que una sólida demanda de infraestructura llevó a los productores a incrementar la fabricación por noveno mes consecutivo.

La producción creció un 5% en noviembre a 66,29 millones de toneladas en una tasa interanual, su expansión más rápida desde junio del 2014, mostraron el martes datos de la Oficina Nacional de Estadísticas.

Aunque un salto en los costos de materias primas clave como el carbón de coque y el mineral de hierro ha erosionado los márgenes, las siderúrgicas siguen obteniendo unas ganancias de entre 200-600 yuanes (US$28,98 a US$86,95) por tonelada, dijo Wang Yilin, analista senior de Sinosteel Futures.

"Las acerías quieren aumentar la producción debido a los grandes márgenes de utilidades", explicó. "El mercado del acero ha sido impulsado por la fuerte demanda de infraestructura, luego de que Pekín aprobó más proyectos este año", agregó.

En comparación con octubre, la producción declinó un 3,24% a su nivel más bajo desde febrero, antes de un período estacionalmente más débil para las ventas de acero durante los meses más fríos del invierno boreal.

En comparación con octubre, la producción declinó un 3,24% a su nivel más bajo desde febrero, antes de un período estacionalmente más débil para las ventas de acero durante los meses más fríos del invierno boreal.

Los analistas esperan que la producción disminuya en diciembre, cuando las fundidoras llevarán a cabo su mantenimiento anual programado.

La producción total durante los primeros 11 meses del 2016 subió un 1,1% a 738,94 millones de toneladas.