Sao Paulo. La producción automotriz en Brasil cayó 19,5% en septiembre frente a agosto, a 174.200 automóviles, camionetas, camiones y autobuses, dijo este martes la asociación de fabricantes de autos, Anfavea.

La entidad también dijo que la producción automotriz cayó 42,1% interanual el mes pasado.

En tanto, las ventas de vehículos nuevos bajaron 3,5% en septiembre y 32,5% interanual, a 200.100 unidades, añadió Anfavea.

La asociación también revisó sus pronósticos para ventas y producción automotriz de este año.

La entidad estima ahora que las ventas de este año caerán 27,4% interanual, que se compara con una proyección anterior de una baja de 20,6%.

En tanto, Anfavea calcula ahora que la producción automotriz de Brasil caerá 23,2% este año, frente a una previsión anterior de un declive de 17,8%.

El presidente de la entidad, Luiz Moan, dijo la semana pasada que el sector automotor de Brasil no volvería a crecer sino hasta el cuarto trimestre de 2016.

Los problemas en la industria automotriz de Brasil reflejan la serie de preocupaciones que afectan a la economía del país, que actualmente atraviesa su peor recesión en un cuarto de siglo.

El creciente desempleo y la confianza del consumidor en mínimos históricos han hecho que muchos brasileños se abstengan de realizar compras de ítems muy costosos.

Además, los esfuerzos de austeridad han llevado al Gobierno a eliminar onerosos incentivos tributarios, que estimularon las ventas de autos en los últimos años, y el alza de precios resultante han profundizado la fuerte baja en el sector.

Los incumplimientos sobre préstamos para compras de autos probablemente aumentarán en los próximos meses, dijo el mes pasado a los periodistas el jefe de la Federación Nacional de Distribuidores de Vehículos Automotores (Fenabrave).

Brasil es uno de los cinco mercados automotores más grandes del mundo y una importante base de operaciones para las automotrices Fiat Chrysler Automobiles NV, Volkswagen AG, General Motors Co y Ford Motor Co.