Sao Paulo. La producción de azúcar del centrosur de Brasil, la mayor región productora del mundo, caería un 10 por ciento en la campaña 2018/19 que comienza en abril, debido a los bajos precios globales del edulcorante y el estancamiento de la molienda.

Un sondeo de Reuters que recolectó las proyecciones de siete consultoras independientes y corredoras encontró que se espera que el centrosur de Brasil produzca 31,69 millones de toneladas de azúcar en el ciclo 2018/19 frente a 35,2 millones de toneladas de la temporada anterior.

Se estima que la producción de etanol aumentará un 9,3% a 27.000 millones de litros, ya que la demanda de biocombustibles sigue siendo fuerte, según los datos de las encuestas.

De acuerdo al sondeo, la zona centro-sur de Brasil procesaría 588,64 millones de toneladas de caña en la campaña 2018/19, frente a los 585 millones de toneladas de la cosecha anterior.