Desde el 2010 la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport) impulsa la iniciativa de “cultivo de cacao moderno” entre pequeños, medianos y grandes productores.

“Con un buen manejo del cultivo esperamos subir a mediano plazo la producción en 50%”, explicó Juan Francisco Mollinedo, presidente del comité de cacao y chocolate diferenciado de esa asociación y representante de la cadena del cacao para Guatemala.

En la actualidad la siembra de ese producto se hace junto con el maíz, lo que no permite un crecimiento correcto, debido a que el grano absorbe la mayor parte de nutrientes y le deja poco alimento al cacao.

“Con el sistema moderno el rendimiento aumenta de entre 200 y 500 quintales por hectárea a mil 500 y dos mil”, añadió Mollinedo.

Nuevo sistema

Según Ismael Herrera, coordinador ejecutivo de los comités apícola y cacao-chocolate diferenciado de Agexport, el nuevo sistema promueve la siembra de cada árbol de cacao a una distancia de tres metros.
El anterior método se hacía con una separación de seis metros. “El nuevo sistema permite pasar de 600 plantas por hectárea a mil 200, además se promueve que los trasplantes se hagan de árboles jóvenes y no de viejos para que la calidad aumente, con esto los productores pueden hasta cuadriplicar su producción”, añadió el experto.

Un árbol de cacao puede tardar entre tres y cinco años en dar fruto, dependiendo de las buenas prácticas agrícolas. “Muchas veces no depende del cultivo, sino del trato que le dé el productor a la plantación”, añadió Herrera.

Hasta el momento han sido capacitadas 30 pequeñas y medianas empresas, entre esas varias cooperativas de Alta Verapaz e Izabal.

El mejor cacao de Guatemala se da en alturas de entre 300 y mil metros sobre el nivel del mar.

Datos de Agexport indican que los principales departamentos productores son Alta Verapaz, Izabal y las partes medias de las montañas de la Costa Sur.

Con el nuevo sistema también se pretende posicionar al país como uno de los principales exportadores de cacao y chocolate fino.

Actualmente se exportan unos US$9 millones anuales, de los cuales la mayor parte son preparaciones que llevan cacao.

“Nuestro principal objetivo es exportar calidad para el mercado gurmé; en la actualidad se envían pedidos a Alemania, Holanda y Asia”, añadió Herrera.

En el país hay unos dos mil productores, de los cuales los más grandes tienen sembradas entre 40 a 60 hectáreas.

Cada quintal tiene un precio aproximado de 1.200 quetzales (US$150) a 1.500 quetzales (US$188).

Cadena del cacao

El gobierno impulsa al sector con el programa de la cadena del cacao.

Carlos Anzueto, viceministro de Agricultura, refirió que se impulsa en Izabal, Alta Verapaz, Petén y Quiché. “Este año se están sembrando 500 jardines clonales de cacao para que los productores tengan material vegetativo de alta calidad y el otro año se impulsarán otros 500”, agregó.

Cada jardín es de una manzana y son administradas por los Centros de Aprendizaje para el desarrollo Rural (Cader) del Maga.

Casos de éxito

Debido a la calidad del cacao nacional, las compañías internacionales se interesan en comprarlo.
Luego de que la Cooperativa Lachuá, de Alta Verapaz, participó en las ferias Chocoa en Ámsterdam, el Salón del Chocolate en Suiza y el agro encuentro Agritrade en Cobán, todos a inicios de este año, logró negociar con chocolaterías de Estados Unidos.

En la actualidad la cooperativa exporta a tiendas gurmé de Boston y Nueva York, explicó Ismael Herrera, coordinador ejecutivo de los comités apícola y cacao-chocolate diferenciado de Agexport.

Algunas compañías que también producen cacao y lo promueven en el exterior con valor agregado al transformarlo en tabletas y chocolates gurmé son Cacaos de Mesiamérica, con su marca Itzel y Danta Chocolate.

Variedades

En el país se producen tres tipos de cacao, entre los cuales hay de poca y alta calidad.

Criollo.Es la variedad de cacao que es más propensa a enfermedades y tiene menor rendimiento.

Forastero.Tipo de cacao con buena capacidad de producción y resistencia; es el más común en el mundo se produce principalmente en África.

Trinitario.Mezcla entre el criollo y forastero, con el cual se obtiene el cacao catalogado como fino.

Entre las enfermedades que pueden atacar al cacao está la moniliasis.