Bogotá. La producción de café de Colombia caería un 20% en el primer semestre del 2018 frente a igual periodo de este año, debido a las adversidades climáticas, consideró este miércoles el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, José Roberto Vélez.

El descenso de la producción el próximo año en el tercer mayor productor mundial de café después de Brasil y Vietnam se sumaría a la menor cosecha del grano durante el 2017, afectada por las lluvias en las principales regiones cafeteras del país andino, que atrasaron la cosecha y la recolección.

"Podemos estar seguros ya casi, que tendremos una disminución de 20% para el primer semestre", dijo Vélez a periodistas.

"A mí no me sorprendería que termináramos el año (2017) con una producción cafetera entre 13,8 y 13,9 millones de sacos este año, los meses de octubre, noviembre y diciembre han estado muy flojos", agregó.

Los números serían inferiores a la proyección anual de 14 millones de sacos de 60 kilos revelada en noviembre y a los 14,2 millones de sacos que produjo Colombia el 2016, la más alta en los últimos 23 años.

Los números serían inferiores a la proyección anual de 14 millones de sacos de 60 kilos revelada en noviembre y a los 14,2 millones de sacos que produjo Colombia el 2016, la más alta en los últimos 23 años.

Colombia planea incrementar su producción de café a 18 millones de sacos de 60 kilos anuales en el mediano y largo plazo, a través de la renovación de plantaciones y de la sustitución de cultivos ilícitos a cambio del grano en áreas afectadas hasta hace poco por el conflicto armado.