Río de Janeiro. La producción de petróleo de Brasil creció un 0,8% ben junio frente a mayo, a un promedio de 2,675 millones de barriles por día (bpd), debido a que el bombeo desde los pozos marítimos subsal superó a los volúmenes combinados de todos los otros campos del país por primera vez.

La producción de las áreas subsal subió a 1,353 millones de bpd en promedio en junio, un aumento de un 6,4% respecto a mayo, según el regulador del sector petrolero de Brasil, la ANP.

Petrobras extrajo en promedio unos 2,07 millones de bpd de petróleo en Brasil en junio, Shell fue el segundo mayor productor con 314.000 bpd, seguida por Repsol Sinopec con 81.000 bpd.

El bombeo desde las áreas subsal, descubiertas hace apenas 10 años, se ha convertido en la prioridad de la petrolera con participación estatal Petrobras y otras grandes firmas del sector que tienen derechos para explorar parte de las enormes reservas.

El campo subsal conocido como Lula, que tiene tasas de producción por pozo mayores que el promedio de la industria de unos 25.000 barriles por unidad, alcanzó una producción de 763.000 bpd en promedio en junio.

Lula es el mayor campo subsal en producción de Brasil y es operado por Petrobras (65 pct) en un consorcio que incluye a Royal Dutch Shell Plc (25 pct) y Petróleos de Portugal SA (10 pct).

Petrobras extrajo en promedio unos 2,07 millones de bpd de petróleo en Brasil en junio, Shell fue el segundo mayor productor con 314.000 bpd, seguida por Repsol Sinopec con 81.000 bpd.

La ANP también dijo el lunes que la producción de gas natural alcanzó 111 millones de metros cúbicos por día el mes pasado, un 6,1% sobre las cifras de mayo.