Rio de Janeiro. La producción de caña de azúcar en Brasil llegará a 590 millones de toneladas durante la cosecha 2015-2016, es decir, 18,6 millones más que en el ciclo anterior 2014-2015, informó hoy el organismo patronal representante del sector.

La Unión de la Industria de la Caña de Azúcar (Unica) de Brasil, mayor productor del ramo a nivel mundial, indicó en un comunicado que la mejora en las previsiones de la cosecha se debe a un "régimen hídrico más adecuado".

Detalló que ello significa que en lo que va del año ha llovido con mayor abundancia respecto al ciclo agrícola anterior, lo que retardó la sustitución de cultivos y su consecuente envejecimiento.

La caña de azúcar es usada en Brasil sobre todo para elaborar etanol como combustible, cuya producción ha disminuido en los últimos años, con el consecuente cierre de 80 empresas productoras y 67 más en proceso.

La patronal anunció que diez fábricas más cerrarán durante la presente temporada de cosecha, con lo que la capacidad de molienda del producto se reducirá a 12,5 millones de toneladas.

Indicó que si el clima es más lluvioso que la media nacional, "la pérdida gradual de la capacidad de procesamiento puede dificultar la molienda en toda la caña de azúcar disponible para la cosecha 2015-2016".

Esta situación será ocasionada, a su vez, por la posible aparición del fenómeno climático conocido como "El Niño" en el océano Pacífico, como pronosticó el Instituto de Meteorología de Australia.