Buenos Aires. La producción de carne vacuna de Argentina bajó un 22,6 % interanual entre enero y octubre del 2010, a 2,19 millones de toneladas, dijo la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra) en su último informe mensual.

Según la entidad, la caída obedece a una fuerte merma de la oferta ganadera registrada en los últimos años, en especial por las graves sequías recientes, que llevaron a muchos ganaderos a liquidar sus rodeos y dedicarse a actividades más rentables, como la soja.

La faena de animales que se reportó en los primeros diez meses del 2010 bajó un 25,8% de forma interanual, a 9,96 millones de bovinos.

A su vez, del total de bovinos faenados en octubre de este año, un 41 por ciento fueron hembras, la categoría usada para mantener, aumentar o reducir los rodeos. Este nivel es el más bajo desde octubre del 2001.

"Los productores ganaderos están reteniendo hembras y si nada vuelve a interferir en las señales que están enviando los precios, cabe esperar que en los próximos años el rodeo vuelva a aumentar y lo mismo suceda con la faena", dijo Ciccra en su reporte.

En meses recientes, la proporción de hembras sobre el total de bovinos faenados había llegado a alrededor del 50%.

Por otro lado, en los primeros diez meses del 2010 el consumo promedio de carne bovina por habitante cayó un 16,9% interanual, a 57,2 kilogramos por año, según la entidad.

En tanto, entre enero y octubre del 2010 se registraron ventas al exterior por 166.830 toneladas, aproximadamente un 52% por debajo del mismo período del año anterior.

En octubre, las exportaciones de carne vacuna se hundieron el 70,7% -a 12.241 toneladas- desde el volumen reportado en el mismo mes del 2009.