Buenos Aires. La producción de carne bovina en Argentina se incrementó en enero un 10% respecto al año anterior, a 242.000 toneladas, debido a un crecimiento en la cantidad de animales faenados, dijo el viernes una cámara sectorial.

Según el primer informe mensual del 2017 de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra), en enero se faenaron cerca de 1,07 millones de animales, lo que representa un alza del 11% con respecto al mismo mes del año pasado.

"La faena de hembras fue la que más contribuyó a la expansión, manteniéndose su participación en el total por tercer mes consecutivo en 43%, guarismo que estaría señalando la interrupción del proceso de recomposición de existencias", explicó la cámara.

El año pasado, el porcentaje de hembras faenadas permaneció mayormente por debajo del 43%, la tasa máxima que el sector considera como necesaria para sostener el nivel de existencias, debido a que los ganaderos buscaban incrementar sus rodeos, alentados por medidas del Gobierno.

A su vez, Ciccra informó que en enero el consumo promedio anual de carne bovina por habitante fue de 61,8 kilogramos, lo que marca un alza del 8,5% respecto al mismo mes del 2016.

El presidente argentino Mauricio Macri, a semanas de asumir su cargo en diciembre del 2015, eliminó límites e impuestos que regían sobre las exportaciones de carne vacuna, impulsando la estancada y tradicional actividad pecuaria.

A su vez, Ciccra informó que en enero el consumo promedio anual de carne bovina por habitante fue de 61,8 kilogramos, lo que marca un alza del 8,5% respecto al mismo mes del 2016.

Con respecto a las exportaciones, la cámara dijo que, de acuerdo al ente oficial de sanidad de Argentina, en el 2016 los embarques de carne bovina escalaron un 8,6% interanual, a 146.232 toneladas.