La producción de carne bovina en Argentina subió cerca de un 4% interanual en octubre, a 213.000 toneladas, gracias a un alza en la cantidad y en el peso promedio de los animales faenados, dijo el martes un grupo del sector.

Según la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra), la faena de bovinos de Argentina -uno de los principales exportadores mundiales de carne- trepó en octubre un 3% con respecto al mismo período de 2010, a 920.000 cabezas, en la primera alza interanual desde diciembre de 2009.

Entre enero y octubre, la producción de carne alcanzó cerca de 2 millones de toneladas, lo que representa una caída del 7,2% con respecto al mismo período de 2010, dijo Ciccra.

Del total de animales faenados en octubre, sólo un 37,5% fueron hembras, una cifra baja que sugiere que el rodeo bovino volverá a crecer en los próximos años, luego de que muchos ganaderos liquidaron su hacienda debido a políticas oficiales que denunciaban como adversas y que afectaban la rentabilidad del sector.

Las hembras son las encargadas de sostener o incrementar el rodeo, por lo que su alta tasa de faena hasta el 2010 es uno de los motivos de la disminución en la cantidad de bovinos del país en los últimos años.

"La fase de retención de hembras cumplió un año y medio y se consolidó como la más intensa de los últimos 22 años", explicó la entidad en su reporte.

La cámara sostiene que muchos ganaderos liquidaron su hacienda en los últimos años, ante una serie de restricciones a las exportaciones que aplica el Gobierno con el argumento de asegurar el abastecimiento local y evitar alzas de precios de la carne, un producto básico en la dieta de los argentinos.

Entre enero y octubre de 2011, el consumo promedio de carne bovina por habitante por año en Argentina fue de 53,8 kilos, lo que marca una baja del 6,7% respecto del mismo período del año pasado.

A su vez, Ciccra dijo que, de acuerdo al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), en los primeros diez meses del 2011 las exportaciones argentinas de carne bovina bajaron un 17,3% interanual, a 137.441 toneladas.