Caracas. Los casi tres años de congelación de los precios de las carnes ha ocasionado que el país haya tenido que recurrir necesariamente a las importaciones, informó la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga)

"Si no hubiese importación estaríamos en aprietos porque la producción nacional es insuficiente", dijo Manuel Cipriano Heredia, presidente del gremio.

Documento en mano, el presidente de Fedenaga señaló que mientras en 2007 producir un kilo de carne bovina requería de una inversión de US$2, para junio de 2009 los costos operativos se habían disparado a US$3,3 kilo de carne; monto que en junio del año pasado se ubicó en US$4,5 por kilo.

"No vamos a fijar un monto para el ajuste de precio, pero creemos que si el Gobierno está dispuesto a importar a precios por encima de lo que se paga a los productores locales y a subsidiar a ganaderos de otros países, nosotros pedimos tener los mismo precios", dijo el dirigente pecuario.

Recordó además que los precios internacionales de la carne varían actualmente entre US$3,5 y US$4, lo que hace que el promedio pagado por kilo de carne comprada en el exterior oscile entre 12 y 15 bolívares fuertes, al cambio oficial de Bs.F 4,30 por dólar.

"A ello deben sumarse los costos de transporte, fletes y distribución, lo que significa que el precio real del producto importado es muy superior. Pedimos que se cancele esa misma cantidad a los ganaderos nacionales", acotó.

Cabe recordar que el precio oficial del ganado en pie vigente desde agosto de 2008 es de US$1,3 por kilo.

Por otra parte, Manuel Cipriano Heredia rechazó las cifras "extraoficiales" presentadas recientemente por autoridades venezolanas en un evento internacional, según las cuales el rebaño bovino nacional supera en estos momentos los 14,5 millones de cabezas.

"Nuestras estimaciones señalan que el rebaño no pasa de los 12 millones de animales", destacó el dirigente ganadero, quien recordó que el ciclo bovino tiene un lapso de entre 4 y 5 años, por lo que considera poco probable un incremento.