La Paz. El gobierno prevé que la producción nacional de cemento no será suficiente para atender la demanda interna que se generará este año, por lo cual se importará este insumo del Perú y Argentina.

Así lo ratificó el ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez, quien aseguró que el aumento de la demanda de cemento para la construcción se dará entre los meses de septiembre, octubre y noviembre. “Se va a combinar la producción nacional más la importación de cemento para que no exista déficit”, dijo.

El 1 de febrero, el ministro Sánchez explicó que Insumos Bolivia (IB) importará 10 mil toneladas (t) de cemento cada mes para cubrir una parte de la demanda interna que presentará un déficit de 300 mil t este año. La otra parte será cubierta con la importación de clínker por las cementeras.

Ventas. Según datos publicados en la web del Instituto Boliviano del Cemento y el Hormigón (IBCH), la producción de cemento en 2011 llegó a 2,6 millones de toneladas métricas (TM) y las ventas alcanzaron similar volumen.

El gerente general de la Fábrica Nacional de Cemento (Fancesa), Juan José del Carpio, señaló que el gobierno y las cementeras acordaron la importación de unas 220 mil toneladas de clínker para evitar la escasez de cemento en el país . El clínker es el insumo básico para la producción de cemento.