Hong Kong. La producción de cobre refinado de China cayó un 3,7% en abril desde marzo, mostraron este viernes datos de la Oficina Nacional de Estadísticas, indicando que una demanda doméstica más débil de lo esperado redujo las tasas de operación de las fundiciones.

La caída mensual fue la primera desde enero, cuando una pausa por las festividades del Año Nuevo Lunar redujo la producción.

El crecimiento total de la producción industrial de China fue de un 9,3% en abril, el nivel más débil en casi tres años.

El consumo de cobre de China este año ha sido más débil de lo previsto, lo que redujo los arribos de cobre a la segunda mayor economía del mundo en casi un 19% en abril respecto a marzo, a un mínimo de ocho meses, y las importaciones de chatarra de cobre en un 14%.

El mayor consumidor y productor de cobre refinado del mundo produjo 491.000 toneladas de metal en abril tras un aumento del 16,7%, a 510.000 toneladas en marzo, el segundo nivel más alto después de un récord de 518.000 toneladas en agosto del 2011.

"El descenso no es inesperado, pero la escala es mayor del 2% que habíamos esperado. La demanda doméstica en abril fue más débil que el año pasado", dijo Fu Bin, analista de Jinrui Futures, una unidad de la matriz del mayor productor de cobre refinado de China, Jiangxi Copper Company Ltd. La producción también fue afectada por una escasez de cobre sin refinar, declaró Fu.

"El suministro de chatarra (de cobre) en el mercado doméstico no fue abundante en abril", manifestó Fu, al destacar la nueva gran capacidad de fundición que entró en operaciones el año pasado y que utilizó chatarra de cobre para operar.

Los menores precios doméstico del cobre frente al valor de las compras en el extranjero afectó la demanda de los importadores chinos de chatarra en abril y los llevó a limitar las ventas de los inventarios existentes a las fundiciones, agregó Fu.

Cerca de una cuarta parte de la capacidad de producción de cobre de China se encuentra actualmente inoperativa debido a la escasez de material sin refinar, expresó el mes pasado el analista Yang Changhua, de la firma de investigación Antaike. Pero aún así, el país sumará cerca de 600.000 toneladas de capacidad de fundición este año.

Entre 1,1 millones y 1,4 millones de toneladas de cobre refinado están almacenados en China, el mayor nivel desde el 2009, según estimaciones de operadores y fuentes de fundiciones de cobre chinas. Las existencias excluyen los inventarios del Organismo Estatal de Reservas de China.