Dúbai. El mayor exportador mundial de petróleo, Arabia Saudita, elevó su producción de crudo en abril a un máximo histórico, alimentando su floreciente participación en el mercado asiático y sus propias centrales eléctricas y refinerías.

El reino bombeó 10,308 millones de barriles de petróleo por día (bpd) en abril, dijo el martes a Reuters una fuente de la industria en el Golfo Pérsico, frente a 10,29 millones de bpd en marzo.

"Esta es una indicación de la fuerte demanda, especialmente desde Asia, así como el aumento del consumo interno durante el verano (boreal)", dijo la fuente.