Tegucigalpa. La producción de energía renovable ha dado un paso importante en Honduras para sustituir a las generadoras térmicas.

De acuerdo a la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), Honduras cerrará en 2011 con una producción de 40% de energía renovable, contra el 60% de energía sucia.

Salomón Ordóñez, asesor en materia energética de la CCIC, confirmó que en comparación a los últimos años, cuando la matriz energética era del 70% de generación térmica y 30% de natural, las alternativas de producción de energía renovable van en aumento.

"Es una buena noticia para este año. Con la entrada de las renovables, con la demanda que no ha estado muy alta, con la entrada por ejemplo del proyecto eólico que ya está aportando energía, el porcentaje de energía térmica en el país ha bajado", indicó Ordóñez.

El 40% de producción renovable actual "tiende a subir" por la entrada el próximo año y para 2014, de nuevos proyectos de generación de energía limpia.

El ingeniero explicó que para que afecte el costo de la producción de la energía eléctrica, todavía es necesario agregar más energía producida a base de recursos naturales.

"Clave en este proceso es que en estos próximos años, lo más pronto posible, se inicien los trabajos de construcción del proyecto de la cuenca del (río) Patuca y de Los Llanitos (y Jicatuyo). Con estos tres proyectos estaríamos generando aproximadamente unos 300 o más megavatios, que van a impactar fuertemente la matriz energética", señaló.

Entre 2013 y 2016 está programada la culminación de ocho contratos de generación térmica en el país, según datos de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

La capacidad de generación máxima de energía eléctrica en Honduras es de 1,242 megavatios.