La Paz. La producción de gas en Bolivia alcanzó 19,2 millones de metros cúbicos diarios (mcd) en la zona de Caipipendi, lo que constituyó un nuevo récord, anunció este martes el presidente de Bolivia, Evo Morales.

El mandatario boliviano indicó que esta cantidad además de garantizar el abastecimiento del mercado interno, permitirá la exportación del producto a Brasil y Argentina.

"Con esta nueva producción y con nuevas reservas prácticamente está garantizado el mercado interno, el mercado externo y la industrialización", destacó.

La mayor producción se obtuvo en el yacimiento Margarita-Huacaya con 1,2 millones de mcd, tras iniciar la explotación del pozo MGR-8 a principios de agosto pasado.

El jefe de Estado anunció que este campo producirá 20 millones de mcd de gas natural a partir del próximo año, gracias a tareas conjuntas entre el gobierno y la empresa española Repsol.

A su vez, el presidente de YPFB, Guillermo Achá, detalló que un volumen equivalente a 680 millones de pies cúbicos diarios se alcanzó el 21 de agosto pasado.

Morales y el titular de la firma europea, Antonio Brufau, visitaron la planta de procesamiento de gas del Proyecto Margarita-Huacaya Fase III.

Brufau ratificó su compromiso de trabajar en el desarrollo de Margarita Huacaya: "Podemos confirmar que estamos en condiciones de ofrecer más de 19 millones de mcd de gas al mercado por encima de lo comprometido".

Se comprometió a efectuar inversiones del orden de los US$158 millones hasta 2018 junto con sus socios nacionales (BG y PAE) a través de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

A su vez, el presidente de YPFB, Guillermo Achá, detalló que un volumen equivalente a 680 millones de pies cúbicos diarios se alcanzó el 21 de agosto pasado.

El campo de Margarita-Huacaya cuenta con una planta de procesamiento de gas con capacidad para 18 millones de mcd (3 millones de EPF y 15 millones de CPF).

Las inversiones en exploración llegarán a US$1.245 millones de aquí a 2023, según información oficial de la estatal YPFB.

El gobierno de Bolivia espera obtener unos US$14.371 millones por concepto de renta petrolera hasta el 2025.