Un crecimiento de sólo 2,5% durante 2010 alcanzaría la producción de gaseosas en Perú frente al 2009, totalizando 1.633.000 litros.

La baja expansión se explicaría por el fenómeno climático de La Niña, que afectará particularmente a algunas zonas del país con un frío más intenso, lo que desincentivaría el consumo de bebidas, de acuerdo a la consultora Maximixe.

Pese a la situación, la consultora consideró que el negocio de gaseosas tiene amplio margen para crecer, sobre todo en provincias, donde se consume 24 litros por habitante, muy por debajo de los 74 litros por persona de Lima.

Resaltó que a nivel nacional el consumo per cápita fue de 54,3 litros por habitante en 2009, inferior al promedio de Latinoamérica (70 litros aproximadamente), por lo que el negocio de gaseosas tiene aún gran margen de crecimiento para los siguientes años, de acuerdo a Gestión.

En el 2009 la producción de bebidas gaseosas (no incluye aguas de mesa) ascendió a un millón 593 mil litros, superior en 4.9% frente al año anterior.