Londres.- El suministro de petróleo de la OPEP anotó en enero su mayor baja en dos años, según un sondeo de Reuters, ya que Arabia Saudita redujo su bombeo más de lo comprometido en el pacto de recortes a la producción del bloque, mientras que Irán, Libia y Venezuela tuvieron caídas involuntarias.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) bombeó 30,98 millones de barriles de petróleo por día (bpd) en el mes, mostró la consulta el jueves, una caída de 890.000 bpd respecto de diciembre y el mayor descenso intermensual desde enero de 2017.

El sondeo sugiere que Arabia Saudita y sus aliados del Golfo Pérsico superaron sus recortes de suministro comprometidos para evitar la posibilidad de un nuevo exceso de oferta este año. El acuerdo formal para reducir el bombeo en 2019 entró en vigor el 1 de enero.

El precio del crudo ha subido hasta los 62 dólares por barril tras caer por debajo de los 50 dólares en diciembre, impulsado por la iniciativa saudí, recortes involuntarios en otros países del grupo y la perspectiva de un desplome del bombeo en Venezuela después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso sanciones a su industria petrolera.

En enero, los 11 integrantes de la OPEP obligados por el acuerdo cumplieron en un 70% con los recortes prometidos, según el sondeo. Las bajas en Irán, Libia y Venezuela llevaron el recorte total de la OPEP a 890.000 bpd.

La OPEP, Rusia y otros productores ajenos al cartel -una alianza conocida como OPEP+- acordaron en diciembre reducir su suministro en 1,2 millones de bpd desde el 1 de enero.

De esa cifra, 800.000 bpd pertenecen a la OPEP, repartida entre 11 miembros, todos menos Irán, Libia y Venezuela.

En enero, los 11 integrantes de la OPEP obligados por el acuerdo cumplieron en un 70% con los recortes prometidos, según el sondeo. Las bajas en Irán, Libia y Venezuela llevaron el recorte total de la OPEP a 890.000 bpd.