Londres. La minera chilena de cobre Antofagasta reportó este miércoles una caída de su producción en el cuarto trimestre debido a menores grados en su yacimiento Centinela y dijo que esperaba un aumento de sus costos en 2018.

La producción del cuarto trimestre de Antofagasta -que tiene operaciones bursátiles en Londres- bajó 1,3% en 2017, a 177.800 toneladas, en comparación al periodo anterior de tres meses.

El último reporte deja la producción total del 2017 en 704.300 toneladas, un declive de 0,7% respecto al año anterior.

Para la totalidad del año, los menores grados del mineral en las minas Los Pelambres y Centinela fueron compensados por el proyecto Encuentro Oxides que empezará sus faenas de extracción en octubre y por una mayor actividad en el yacimiento Antucoya en 2016.

La minera dijo que en 2018 sus gastos deberían subir a US$1.000 millones.

Los costos netos en efectivo en 2017 fueron 4,2% más altos, al situarse en US$1,25 la libra, y aumentaron a US$1,36 por libra en el cuarto trimestre frente al periodo previo, un ascenso de 15,3%.

La minera dijo que en 2018 sus gastos deberían subir a US$1.000 millones, al tiempo que prevé que la producción se mantendrá estable en entre 705.000 y 740.000 toneladas.

"En general, es un final débil del 2017", dijo Tim Huff, analista de Canaccord Genuity, al apuntar a la caída de la producción trimestral y a la previsión de un aumento de costos.

En tanto, la productora de plata mexicana Fresnillo registró un nivel récord de su extracción anual del metal, de 58,7 millones de onzas, un incremento de 16,6% frente al 2016, cuando dos de sus proyectos empezaron a operar.