La producción de Petrobras permanece intacta pese a la gran adhesión de los trabajadores petroleros a la paralización de un día realizada este miércoles, informó el principal representante de la entidad que reúne a los sindicatos de los empleados.

Cerca de un 90% de los funcionarios de turno y un 40%o de los empleados del área administrativa de las unidades de la compañía estatal cubiertas por la Federación Única de los Petroleros (FUP) adhirieron a la paralización, dijo este miércoles Joao Antonio de Moraes, coordinador general de la agrupación.

Doce de los 17 sindicatos de los trabajadores del petróleo están vinculados a la FUP, en un universo de 80 mil funcionarios en el sistema de Petrobras, según la FUP. Cerca de 30.000 empleados trabajan en un esquema de turnos, mientras que 50.000 realizan funciones en horario administrativo.

"La huelga no tuvo impacto sobre la producción de Petrobras; no es nuestro objetivo. El objetivo es protestas para que la empresa avance las negociaciones", dijo Moraes en entrevista telefónica.

Los empleados del petróleo piden un aumento salarial de un 10%, reglas claras para los pagos de las participaciones en los beneficios y mejores condiciones de seguridad en el trabajo, entre otras demandas.

La petrolera estatal propone un ajuste salarial de un 6,5%, con una ganancia real de entre un 0,9% y un 1,2%, pero la oferta fue rechazada en todas las asambleas de los trabajadores.

El jueves, los sindicatos evaluarán la posibilidad de una paralización por un tiempo indeterminado.

Petrobras no tuvo comentarios inmediatos sobre la paralización.