Roma. Los disturbios en Libia redujeron la producción de petróleo del país en un 75%, o 1,2 millones de barriles por día (bpd), mucho más de lo estimado previamente, dijo este jueves el presidente ejecutivo de la mayor petrolera italiana, Eni.

El país del norte de Africa produce normalmente cerca de 1,6 millones de bpd de petróleo de alta calidad, o casi un 2% del bombeo mundial. Alrededor de 1,3 millones de bpd se exportan, principalmente a Europa.

El presidente ejecutivo de Eni, Paolo Scaroni, dijo que la crisis provocó tanto el recorte de la producción como un salto especulativo en el mercado.

"Hay 1,2 millones de barriles menos en el mercado, que no es una cosa enorme, pero es algo y también hay una sensación de incertidumbre general en la región que puede ser el detonante para la especulación", dijo Scaroni a reporteros en Roma.

Un portavoz de Eni, el mayor operador petrolero extranjero en Libia, más tarde aclaró que los comentarios de Scaroni indican que la producción diaria en Libia ha caído en 1,2 millones de barriles.

Eso es tres veces más que las cifras anteriores dadas por las compañías petroleras y fuentes de la industria, que indicaron que se había paralizado la producción de unos 400.000 bpd, según cálculos de Reuters.

El petróleo subió el jueves más de un 7,5% a cerca de US$120 por barril, su nivel más alto desde agosto del 2008, por preocupaciones de que los disturbios en Libia se puedan contagiar a otros grandes productores de crudo en Oriente Medio, como Arabia Saudita.

"Ciertamente, la crisis de Libia está jugando un papel en este aumento repentino de los precios, pero esto no se relaciona con la seguridad del suministro", dijo Scaroni.

El ejecutivo dijo que los precios del petróleo caerían por debajo de los US$100 el barril si la situación internacional se normaliza.

La empresa austríaca OMV dijo este miércoles que podría paralizar todas sus operaciones en Libia. Total, Repsol, Eni y BASF también han dicho que están reduciendo o deteniendo su producción.