Viena/Paris. La producción de petróleo de Libia cayó hasta un 25%, de acuerdo con cálculos de Reuters, debido a que los disturbios en el país llevaron a varias empresas a advertir sobre un cierre temporal de sus operaciones en el tercer mayor productor de crudo de Africa.

El grupo austríaco de petróleo y gas OMV dijo que podría paralizar todas sus operaciones en Libia. Total, Repsol-YPF, Eni y BASF también han dicho que están reduciendo sus operaciones o que han dejado de bombear crudo en el país del norte de Africa.

Los datos provistos por las empresas hasta el momento señalan que Libia -un miembro de la OPEP- habría dejado de producir entre 300.000 y 400.000 barriles por día (bpd) de crudo, o lo que equivale hasta un 25% de su bombeo diario, según los cálculos de Reuters.

"Estamos evaluando la situación. No podemos decir en este momento cómo se está desarrollando exactamente la producción. Está bajando considerablemente. No se descarta que se pueda llegar a un freno completo por algún tiempo", dijo el presidente ejecutivo de OMV, Wolfgang Ruttenstorfer.

"Hemos empezado a suspender nuestra producción. Todavía es muy pronto para estimar el impacto", dijo el miércoles una portavoz de Total. Total produce 55.000 bpd en Libia.

Los más recientes comentarios apuntan a un creciente impacto en la producción de petróleo de Libia, que produce 1,6 millones de bpd de crudo de alta calidad, o casi un 2 por ciento del bombeo mundial. El país exporta cerca de 1,3 millones de bpd, principalmente a Europa.

Las acciones de OMV caían un 5% por la noticia. La empresa produjo 33.000 barriles de petróleo equivalente por día en el 2010 en Libia, alrededor de un 10% del bombeo total del grupo.

La petrolera española Repsol-YPF y la italiana Eni dijeron el martes que frenaron la producción en Libia. Wintershall, una unidad de la empresa petroquímica alemana BASF, confirmó el miércoles que detuvo su producción de hasta 100.000 bpd.