Sao Paulo. La producción de vehículos de Brasil creció en febrero frente a enero, mientras que las ventas extendieron una baja por factores estacionales, dado que la celebración anticipada del Carnaval respecto del año anterior disminuyó el ritmo de recuperación de la industria.

La producción aumentó un 2,9% y las ventas cayeron un 7% en febrero respecto de enero, dijo este martes la asociación nacional de fabricantes de autos.

Las automotrices con presencia en Brasil produjeron 217.800 autos y camiones el mes pasado, al tiempo que se vendieron 249.500 vehículos, de acuerdo con cifras de la agrupación Anfavea.

La producción y la venta de autos habían caído un 19,2% y un 23%, respectivamente, en enero, en el marco de una baja estacional de la industria.

El gobierno de la presidenta Dilma Rousseff lanzó una serie de medidas para proteger a la industria automotriz brasileña de una fuerte desaceleración del consumo y de la apreciación del real.

El país subió el impuesto al ingreso de vehículos extranjeros y amenazó con poner fin a un acuerdo con México que liberaliza el comercio bilateral de autos.

La producción de vehículos cayó un 26% en febrero respecto del mismo mes del año anterior y las ventas bajaron un 9%, debido a que el Carnaval se celebró este año un mes antes que en el 2011.

Producto de eso, febrero tuvo dos días hábiles menos que igual mes del año pasado.

La creciente clase media ha convertido a Brasil en un mercado clave para las mayores automotrices del mundo, como la italiana Fiat SpA, la alemana Volkswagen AG y las estadounidenses General Motors Co (GM) y Ford Motor Co.

Fiat recuperó el primer puesto del mercado brasileño en febrero, al vender 55.426 vehículos, un 6,8% más que enero. Detrás se ubicó Volkswagen, con ventas por 50.630 unidades, lo que representó una baja del 1,9% respecto del mes anterior.

GM vendió 38.740 vehículos en febrero, un 26,7% menos que en enero, mientras que Ford registró ventas por 22.462 unidades, equivalente a un alza mensual del 1,2%.