Santiago. La asociación de Vinos de Chile prevé una caída de 7,8% para la vendimia de este año en relación al promedio de los años 2005-2009.

En 2010 se estima que la producción alcanzaría los 800 millones de litros, mientras que el año anterior fue superior a los mil millones, lo que, según el presidente de la entidad, René Merino, "constituye una cosecha sin precedentes en la historia de nuestro país”.

Por ello, explicó que "pensar en superar esos márgenes, con o sin terremoto, no constituye un objetivo probable".

Merino señaló que el alto volumen alcanzado en 2009, ayudó a cubrir las pérdidas provocadas por el mega sismo que afectó al país el 27 de febrero, en la zona centro sur, que es justamente donde se ubican la gran mayoría de las viñas chilenas, informó Emol.

El terremoto de 8,8 grados de magnitud Richter provocó la pérdida de 125 millones de litros, por un valor de US$250 millones.

La asociación destacó la consolidación productiva de la última década, pues entre los años 2000 a 2004, la producción tuvo un promedio de 610 millones de litros.

Los resultados oficiales de la cosecha 2010 se conocerán en las próximas semanas.