Tegucigalpa. Esta semana en Honduras inicia la zafra 2011-2012 y aunque tendrá una merma debido a los daños causados por las inundaciones en la zona sur del país en octubre pasado, según el presidente de la Asociación de Productores de Azúcar de Honduras (APAH), Carlos Melara, “siempre se perfila para ser una zafra récord”.

La zona sur tiene un potencial significativo, con un 40% de la producción de caña y generación de 5,000 empleos con el inicio de la zafra a nivel de las compañías La Grecia y La Choluteca.

Los azucareros proyectan que la producción de caña alcanzará 10 millones de quintales, mientras que en la siguiente zafra esperan aumentar a 11 millones, por lo que esta industria estaría alcanzando el porcentaje de pleno aprovechamiento de la capacidad instalada en la actualidad.

Un 70% de la cosecha se destinará a suplir el mercado nacional y el excedente del 30% para exportarlo. En ese sentido, Melara indicó que tras el máximo aprovechamiento de los siete ingenios que existen en el país, el siguiente paso será entrar a la etapa de un nuevo ingenio azucarero, un proyecto que podría tomar unos dos o tres años para rendir los primeros frutos.

Actualmente de ese 30% destinado a la exportación, “solo un 5% va para el mercado de cuota para Estados Unidos”. “Esperamos que el próximo año entre en vigencia el acuerdo de distribución con la Unión Europea, pero no se sabe exactamente si lo que nos corresponde, que son 19,464 toneladas métricas, se podrá exportar a Europa porque entendemos que el acuerdo no entrará en vigencia a principio de año, como se esperaba, sino que a mediados, y si eso es así ya están hablando de un derecho prorrata, o sea que solo tendremos la mitad de ese valor”, explicó.

A México se negoció una cuota del 8% de cualquier contingente que abra ese país, “si el comportamiento es similar a este año estaríamos hablando de un derecho de 24,000 toneladas métricas, y todo eso sale del 25% restante destinado a la exportación, y todavía hay suficiente para exportar al mercado mundial”, detalló.

Mercados. La entrada en vigencia de nuevos tratados comerciales, que incluyen cuotas de azúcar, es un incentivo para la industria azucarera.