Sao Paulo. La producción en las minas y fábricas de Brasil aumentó en marzo a un crecimiento ajustado por factores estacionales de 2,8% frente a febrero, a medida que el sector industrial del país sigue recuperándose de la recesión del año pasado.

El crecimiento de marzo fue superior a la mediana de las estimaciones en una encuesta del servicio noticioso Agencia Estado, la que apuntaba a un crecimiento de 1,85%. Las estimaciones oscilaron entre un crecimiento de 1% y de 2,62%.

El segmento industrial de Brasil se vio beneficiado por la sólida demanda local al tiempo que la mayor economía de América Latina salía de una reciente recesión a comienzos de 2009. El mejor acceso de los consumidores al crédito y a incentivos tributarios impulsó las compras de bienes manufacturados como automóviles y refrigeradores, la producción en las fábricas de Brasil.

Si bien muchos de los incentivos tributarios finalizaron en los últimos meses, la demanda se ha mantenido sólida y sigue generando temores de inflación. El mes pasado, el Banco Central de Brasil elevó la tasa de interés Selic en 75 puntos base a 9,5%, su primera alza en casi dos años.

Sobre una base interanual, la producción industrial de Brasil creció en marzo 19,7%, informó el IBGE. En el año móvil a marzo, la producción industrial se contrajo 0,3%, lo que se compara con la caída de 2,6% registrada en los 12 meses a febrero.